Himno de San Antón

Glorioso San Antón sol de la iglesia,

de limpido fulgor,

que fuiste desde Niño presentido,

 electo del Señor.

 

Y luego de Mateo El Evangelista.

La voz dulce escuchar.

Quisiste en la desértica llanura,

  tu espíritu templar.

 

Allí en las zarpas de Satán guerrero,

quisieron enlodarte en el placer.

Pero haciendo la Cruz

el nombre de Jesús te hizo vencer.

 

Hosanna al Santo, Patrón querido,

Vergel florido de caridad.

Alcemos todos nuestras canciones,

en oraciones al Santo Abad

¡Viva San Antón Bendito!